MÚSICA

Humo, la combustión interna de Yorka

Tras un par de años exitosos, entrando en la vitrina de la novedad nacional, el proyecto de las hermanas Pastenes llega a su punto más importante: su tercer largo, el sucesor de Imperio.

Todos los viajes llegan a su fin, y las fogatas que los decoran se apagan para dejar el recuerdo del humo. Yorka presenta su nuevo disco tras giras nacionales e hitos destacables como una nominación a los Premios Pulsar y ser parte de la banda sonora de Soltera Otra vez 3. Ahora es tiempo de empezar otra ruta, con otro paisaje que se complementa con esta combustión interna a la que les gusta llamar igual que a su recién estrenada placa. Humo.

“Este disco es el proyecto más importante de mi vida, aunque suene exagerado y dramático”, asegura Yorka, una de las hermanas Pastenes. “Algunos hacen un viaje por el mundo, otros se arman su casa o tienen una familia, para mí es este disco”. Para la música, Humo la salvó del momento más duro de su vida y la curó, porque tras perder proyectos y afectos, sabía que la composición de esta nueva placa se iba a transformar en una luz. “Me obsesioné con hacer canciones y cantar, escribí todo lo que me pasó, es un musical de una etapa dolorosa, que terminó con el aprendizaje de crecer, transformarse y quererse como una es”.

Y ahora nosotros podemos sumergirnos en este doble-trance, de claridad y falta de ella. “Hay algunas canciones que salieron con influencias folclóricas, muy espontáneas y con llamados de volver a las raíces. Por otro lado, las canciones con banda evolucionan en colores: algunas muy oscuras y otras más esperanzadoras”, adelanta sobre los 14 tracks, grabados en CHT, junto a Cristóbal Arriagada y Chalo González.

Humo es una experiencia total. Sumado a las canciones cándidas que invitan a pensarse, también está el arte. Paulina Carreño y Catalina Alfaro conforman, junto a Yorka, este triángulo femenino que a veces es equilátero, otras isoscele u obtuso, “pero funciona”. La línea gráfica aporta a la música desde lo análogo, trabajo enfocado en el traspaso de fotografía y lápiz, siempre poniendo ojo en los procesos, tal como si fuese un viaje literal o uno espiritual.

Más de diez nuevas historias donde las hermanas vuelven a destacar su capacidad vocal, que ahora ahonda en la composición visitando tópicos como el silencio, la soledad, el miedo, la esperanza y, por supuesto, el amor. Un poco de nostalgia en ‘Sí nos vamos lejos’, un abrazo en ‘Tonadita’, y un golpe de energía en ‘Bien’. Humo es el principio de un viaje, el fin de otro, y un disco que por sí mismo significa toda una expedición.

Se viene celebración para el nuevo largo del proyecto: el próximo 17 de agosto, en Matucana 100, será el show más importante de estos cinco años de carrera. Desde el 6 de julio se pueden conseguir las entradas, cuyo valor es de $3.000 en primera preventas (AGOTADAS) para subir a $5.000 en la última tanda. En puerta, estarán a $6.000, y para la comunidad sorda el evento es totalmente gratuito con previa inscripción a contacto@yorka.cl , quienes pueden acudir a disfrutar gracias a la interpretación en lengua de señas a cargo de Macarena Nieto.

Además, junto a Beast Discos, armaron un gira nacional que también las llevará de regreso a Valparaíso, Concepción, Chillán, Valdivia, Puerto Montt, Iquique y La Serena.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close